Por ley, no tienes por qué contestar a los whatsapp de tu jefe Por ley, no tienes por qué contestar a los whatsapp de tu jefe
Las nuevas tecnologías ofrecen una gran cantidad de puntos positivos con respecto al mundo laboral, tanto a nivel empresarial (para los empresarios) como para... Por ley, no tienes por qué contestar a los whatsapp de tu jefe

Las nuevas tecnologías ofrecen una gran cantidad de puntos positivos con respecto al mundo laboral, tanto a nivel empresarial (para los empresarios) como para el consumidor y a veces, los trabajadores: aunque en muy pocas ocasiones.

Esta es una de esas ocasiones en las que, en este caso la mensajería instantánea causa estragos en la jornada laboral de forma común en gran mayoría de trabajadores, los cuáles llegan a casa tras finalizar su jornada laboral, y reciben a menudo mensajes de sus jefes preguntándoles por el trabajo, ya sea con respecto a un informe o datos variados, etc. A veces inclusive con respecto a situaciones mucho más polémicas, y que implican el trabajo supletorio desde casa sin ni siquiera estar remunerado.

LEGALMENTE, EL TRABAJADOR ESTÁ EN SU DERECHO DE NO RESPONDER

Ya sea a través del correo o del propio dispositivo móvil, esta situación se repite cada vez más, y gran cantidad de empleados están cansados de ello, sin saber cómo actuar ya que al fin y al cabo es una orden de su jefe, quien les paga el sueldo a final de mes.

Pues bien; tras someter este tipo de circunstancias a debate legal, se ha llegado a la conclusión de que un trabajador estaría en todo su derecho de obviar los mensajes y peticiones de su jefe a través de cualquier vía de contacto una vez finalizada la jornada laboral, pudiendo actuar en los juzgados si este tipo de decisiones les trae luego problemas futuros en el trabajo.

Y es que esto supone un grave problema para la condición mental y la psique del trabajador, quien no puede desconectar del trabajo ni aún estando en su domicilio, motivo por el cual luego puede repercutir en su estado de ánimo durante su estadía en la oficina, o en el rendimiento que ofrece a la empresa debido al cansancio mental que esto supone.

George Perez